Fin de semana de alegría compartida

Fin de semana de alegría compartida

A propósito del encuentro de Jóvenes EPJ

El pasado 27 y 28 de febrero y 1 de marzo una veintena de jóvenes nos hemos reunido en la Casa de ejercicios del Buen Pastor de Toledo para organizar la mañana del domingo de la Escuela de Pastoral con Jóvenes 2015 que se realizará el último fin de semana de septiembre.

La aventura comenzó con los trayectos, cada uno desde sus lugares de origen y ya en Madrid nos encontramos con gran parte de jóvenes que seguidamente nos dirigimos a coger el tren para ir hacia Toledo. Una vez ya en la casa y con el reparto de habitaciones, fuimos a cenar al comedor y luego compartimos en la capilla un momento de oración organizado por el compañero Carlos de Marianistas.

La mañana del sábado comenzó con una oración preparada por Belén de Escolapios y después de un buen desayuno comenzó el trabajo. Zoraida, coordinadora de la EPJ, nos presentó la escuela y el equipo de jóvenes. Seguidamente, Sylvia de la Institución Teresiana introdujo el tema de la EPJ 2015: “Con + Alegría”.

2015-02-28 18.42.10

Para sacar todas las ideas posibles se realizó un trabajo personal, donde individualmente reflexionamos y analizamos aquello que queríamos destacar sobre “LA ALEGRÍA” y compartir con el resto de compañeros, ya que más tarde realizamos una puesta en común. Lo cierto es que tras esta intensa mañana, y después de para a comer, continuamos el grupo de jóvenes con el trabajo y la organización de nuestro espacio en la próxima EPJ.

Al atardecer tuvimos de nuevo un momento de encuentro y oración en la capilla, organizado por nuestra compañera Sofía de Salesianos, seguido de una magnífica cena por el casco antiguo de Toledo.

El domingo por la mañana después del desayuno nos dispusimos a seguir con la organización de la EPJ y con la distribución de roles y tareas por el equipo de jóvenes. Tras recoger nuestras cosas nos fuimos en coches hacia la parroquia de Santa Beatriz de Silva y a las 12:00 horas asistimos a una eucaristía con Raúl Tinarejo.

Para acabar el fin de semana comimos allí de picnic y nos fuimos a la estación de tren para regresar a Madrid y cada uno a sus distintas actividades de origen.

Un fin de semana intenso y de mucho trabajo donde nos hemos sentido arropados, acogidos y tratados como en casa gracias a la diócesis de Toledo y a todo el equipo de organización de la EPJ, tanto al de jóvenes como a la coordinadora. Un fin de semana de compartir experiencias, de ALEGRÍA COMPARTIDA.

Cintia Moreno, joven de La Salle

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*